Messier 64 (La galaxia del ojo negro)


Se identifica fácilmente por la espectacular banda de polvo absorbente que oculta parcialmente su brillante núcleo, M64, o la galaxia del ojo negro, se caracteriza por su extraño movimiento interno. El gas en las regiones externas de esta notable galaxia está girando en dirección opuesta a las estrellas en sus regiones internas. Este extraño comportamiento puede atribuirse a una fusión entre M64 y una galaxia satélite hace más de mil millones de años.

Se están formando nuevas estrellas en la región donde los gases que giran en sentido contrario chocan, se comprimen y luego se contraen. Particularmente notable en esta impresionante imagen de Hubble del núcleo de la galaxia son las estrellas azules calientes que se acaban de formar, junto con nubes rosadas de gas de hidrógeno que brillan cuando se exponen a la luz ultravioleta de las estrellas recién formadas.

M64 fue descubierto por el astrónomo inglés Edward Pigott. Se ubica a 17 millones de años luz de la Tierra en la constelación Coma Berenices y se observa mejor en mayo. Con una magnitud aparente de 9.8, la galaxia del ojo negro (Black Eye) puede verse con un telescopio de tamaño moderado.