Más contenido en redes:

Datos y curiosidades sobre el polonio

El polonio (Po) es un metal radiactivo muy raro y altamente volátil. Antes del descubrimiento del polonio por Marie Curie en 1898, el uranio y el torio eran los únicos elementos radiactivos conocidos. Curie nombró al polonio por su tierra natal, Polonia.

El polonio es de poca utilidad para los humanos, con la excepción de algunas aplicaciones amenazantes: se utilizó como desencadenante en la primera bomba atómica y también es un veneno sospechoso en un par de muertes de alto perfil.

En aplicaciones comerciales, el polonio se utiliza ocasionalmente para eliminar la electricidad estática en la maquinaria o el polvo de la película fotográfica. También se puede usar como una fuente de calor ligera para la energía termoeléctrica en satélites espaciales.


Propiedades del polonio:

Número atómico (número de protones en el núcleo): 84
Símbolo atómico (en la tabla periódica de los elementos): Po
Peso atómico (masa promedio del átomo): 209
Densidad: 9'32 gramos por centímetro cúbico
Fase a temperatura ambiente: sólido
Punto de fusión: 254 grados Celsius
Punto de ebullición: 962 grados Celsius
Isótopo más común: Po-210 que tiene una vida media de solo 138 días.

El polonio es tóxico para los humanos, incluso en cantidades muy pequeñas.

La primera persona en morir por envenenamiento por polonio pudo haber sido la hija de Marie Curie, Irène Joliot-Curie. En 1946, una cápsula de polonio explotó en su banco de laboratorio, lo que pudo haber sido la razón por la que contrajo leucemia y murió 10 años después, según Smithsonian.com.

El envenenamiento por polonio también fue lo que mató a Alexander Litvinenko, un ex espía ruso que había estado viviendo en Londres en 2006 después de solicitar asilo político.

También se sospechó envenenamiento en la muerte en 2004 del líder palestino Yasser Arafat, ya que se detectaron niveles sorprendentemente altos de polonio 210 en su ropa, según The Wall Street Journal.

Un estudio de 2011 publicado en la revista Nicotine & Tobacco Rese arch encontró que las compañías tabacaleras han sido conscientes de que los cigarrillos y otros productos que contienen tabaco contienen bajos niveles de polonio. Los autores del estudio calcularon que la radiactividad del polonio en los cigarrillos es responsable de hasta 138 muertes por cada 1000 fumadores durante un período de 25 años.

Otra investigación ha demostrado que se encuentra el doble de polonio en las costillas de los fumadores que en las de los no fumadores, según la Red de Datos de Toxicología del Instituto Nacional de Salud de EE. UU.

Este post pertenece a la serie "Elementos", puedes ver todos los posts aquí. 


Recordad que podéis, seguirme en redes: 

twitter.com/rolscience 

instagram.com/rolscience 

Donde responderé a todas vuestras preguntas, también podéis realizarme cualquier tipo de sugerencia. Nos vemos en el siguiente post, Saludos.