Más contenido en redes:

Datos y curiosidades sobre el plomo

El plomo es un metal increíblemente útil, pero también es tóxico para los humanos. De hecho, si no tuviéramos que preocuparnos por respirar su polvo o ingerir sus partículas, el plomo tendría un uso generalizado debido a sus propiedades altamente amigables con la industria, como la excelente maleabilidad y resistencia a la corrosión.

A lo largo de la historia, antes de que los avances científicos del siglo XX revelaran su potente toxicidad, el plomo se utilizó ampliamente en una variedad de productos, incluidos cosméticos, pinturas, soldaduras, tuberías y gasolina. Ciertas propiedades del plomo, a saber, su ductilidad y resistencia a la corrosión y pequeñas fugas, lo convierten en un material particularmente bueno para la construcción de tuberías de agua. Incluso los antiguos romanos hicieron sus tuberías de agua con plomo, lo que hizo que algunos creyeran que el envenenamiento por plomo, al menos parcialmente, condujo a la caída del Imperio Romano. 


Propiedades del plomo:

Número atómico (número de protones en el núcleo): 82
Símbolo atómico (en la tabla periódica de los elementos): Pb
Peso atómico (masa promedio del átomo): 207'2
Densidad: 11'342 gramos por centímetro cúbico
Fase a temperatura ambiente: sólido
Punto de fusión: 327'46 grados Celsius
Punto de ebullición: 1749 grados Celsius
Número de isótopos (átomos del mismo elemento con un número diferente de neutrones): 27; 4 estable 
Isótopos más comunes: Pb-208 (52'4 por ciento de la abundancia natural); Pb-206 (24'1 por ciento de abundancia natural); Pb-207 (22'1 por ciento de abundancia natural); Pb-204 (1'4 por ciento de abundancia natural)

Sabías que...

Los alquimistas asociaron plomo con Saturno, el dios romano de la agricultura y la cosecha. En consecuencia, el plomo se representó con el símbolo de Saturno, la guadaña, ♄.

En la antigua Roma, individuos sin escrúpulos añadieron plomo al vino para aumentar la percepción de la dulzura del vino. Aunque esta práctica fue estrictamente prohibida en 1498 por la Iglesia Católica Romana, continuó durante bastante tiempo, lo que resultó en intoxicaciones a gran escala hasta fines del siglo XVIII.

En la Europa de los siglos XVI y XVII, el plomo se usaba en cosméticos como una forma de obtener el aspecto fresco de "cara blanca" que era tan popular en ese momento, particularmente entre la aristocracia. Una famosa usuaria de maquillaje con plomo fue la reina Isabel I de Inglaterra: se decía que su pintura con plomo blanco le daba la codiciada "Máscara de la juventud". Desafortunadamente, el contacto a largo plazo con el plomo a menudo resultó en dientes podridos, e irónicamente, los reemplazos de dientes a menudo también estaban hechos de plomo, causando un daño aún peor a la persona ya envenenada por plomo.

Este post pertenece a la serie "Elementos", puedes ver todos los posts aquí. 


Recordad que podéis, seguirme en redes: 

twitter.com/rolscience 

instagram.com/rolscience 

Donde responderé a todas vuestras preguntas, también podéis realizarme cualquier tipo de sugerencia. Nos vemos en el siguiente post, Saludos.