Más contenido en redes:

Datos y curiosidades sobre el curio

Glenium Seaborg, Ralph James y Albert Ghiorso identificaron el curio en 1944 en el laboratorio metalúrgico de la Universidad de Chicago en tiempos de guerra. 

Su producción fue el resultado del bombardeo con iones de helio de Plutonio-239 en el ciclotrón de 60 pulgadas de Berkeley, California. Aunque el curio sigue al americio en el sistema periódico, en realidad fue el tercer elemento de transuranio producido sintéticamente que se descubrió. 

El curio lleva el nombre de la química y física Marie Curie y su esposo, Pierre Curie, que fueron pioneros en la comprensión de la radiactividad.


Propiedades sobre el curio:

Número atómico: 96 
Símbolo atómico: Cm 
Peso atómico: 247 
Punto de fusión: 1345 ºC 
Punto de ebullición: 3100 ºC

El curio es altamente radiactivo. Como metal, es lustroso y plateado. Es maleable, químicamente reactivo y electropositivo. Su superficie se oxida rápidamente en el aire, obteniendo una película delgada. En soluciones diluidas, se disuelve rápidamente para formar soluciones de Cm (III). El curio metálico existe en dos estructuras de cristal: una compacta de doble hexagonal y una compacta de alta temperatura, cúbica centrada en la cara.

Nunca se ha observado que los compuestos divalentes de curio se formen a granel. La mayoría de los compuestos de curio trivalente son estables y ligeramente amarillentos o de color verde amarillento. Debido a que los isótopos de curio están disponibles en grandes cantidades, se han preparado y caracterizado muchos compuestos de curio. La mayoría de los compuestos están en estado trivalente.

Si se absorbe en el cuerpo, el curio se acumula en los huesos. Su radiación destruye la formación de glóbulos rojos. En consecuencia, el curio se considera muy tóxico.

El curio se hace sintéticamente. 242Cm y 244Cm están disponibles en cantidades de multigramo, pero 248Cm se han producido solo en cantidades de miligramo.

Probablemente existan cantidades mínimas de curio en depósitos naturales de uranio, como resultado de una secuencia de capturas de neutrones y desintegraciones beta sostenidas por el muy bajo flujo de neutrones naturalmente presentes en los minerales de uranio. Sin embargo, no hay evidencia que sugiera que el curio natural exista hoy en día. Puede, sin embargo, haber existido hace mucho tiempo. El isótopo más estable del curio, 247Cm, tiene una vida media de 16 millones de años. En comparación con la edad de la Tierra, esto es relativamente corto. En consecuencia, si existiera algún curio primordial, habría desaparecido hace millones de años.

Actualmente, el curio se usa principalmente para la investigación científica básica. Algunos de sus isótopos, sin embargo, tienen usos probados. 242Cm genera aproximadamente tres vatios de energía térmica por gramo, más de lo que produce el plutonio. Tanto 242Cm como 244Cm se han utilizado como fuentes de energía para el espacio y las prácticas médicas.

El curio tiene 14 isótopos conocidos. Su masa varía de 237 a 251. Aunque ninguno es estable, 247Cm tiene una vida media de aproximadamente 15600000 años. Se descompone en 243Pu a través de la desintegración alfa.

242Cm tiene una vida media de 163 días y se descompone en 238Pu a través de la desintegración alfa o decae a través de la fisión espontánea.

Fuente, Laboratorio Jefferson.

Este post pertenece a la serie "Elementos", puedes ver todos los posts aquí. 


Recordad que podéis, seguirme en redes: 

twitter.com/rolscience 

instagram.com/rolscience 

Donde responderé a todas vuestras preguntas, también podéis realizarme cualquier tipo de sugerencia. Nos vemos en el siguiente post, Saludos.