Más contenido en redes:

Así aceptamos el modelo heliocéntrico

El heliocentrismo (la idea de que la Tierra gira alrededor del sol) generalmente se atribuye al astrónomo polaco Nicolaus Copernicus y es refinada por Johannes Kepler. Aristarco, fue el primero y propuso un sistema heliocéntrico alrededor del año 270 a.C. Pero luego llegó la Iglesia y dificultó hacer avances durante más de 1000 años.

Representación del modelo heliocéntrico

El sistema geocéntrico de Ptolomeo era complejo. Ocasionalmente, los planetas exhiben un movimiento "retrógrado": parecen invertir las direcciones contra el fondo de las estrellas (Ver, movimiento retrógrado de Marte). La explicación de Ptolomeo de este fenómeno fue que este movimiento era real y causado por los planetas que se movían en "epiciclos" alrededor de un círculo deferente. Resulta que puedes hacer coincidir bastante bien el movimiento de los planetas con un modelo matemático (al menos, el movimiento medido a simple vista) aunque el movimiento real de los planetas no tenga esa forma.

Modelo Geocentrista de Ptolomeo

Copérnico elaboró ​​el modelo heliocéntrico en su obra De Revolutionibus en 1543. Copérnico argumentó que el movimiento retrógrado aparente de los planetas no era real, sino que fue causado por un efecto de paralaje: A medida que la Tierra pasaba a Marte en su órbita, la posición aparente de Marte aparecería para retroceder, de la misma manera que un automóvil en la carretera parece retroceder cuando lo pasa a una velocidad más rápida.

Modelo Heliocentrista de Copérnico, que explica los movimientos retrógrados.

Copérnico demostró que el complejo sistema de epiciclos no era necesario, se podía calcular las posiciones pasadas y futuras de los planetas con su nuevo modelo. Pero no había evidencia real que sugiriera que en realidad fuera cierto en lugar del geocentrismo (excepto quizás por la Navaja de Occam).

Hasta Galileo. Que fue uno de los primeros astrónomos observacionales que tuvo acceso al telescopio recién inventado. Hizo observaciones tanto de Júpiter como de Venus, y publicó The Starry Messenger en 1610. Lo que descubrió fue que, como la Luna, Venus exhibía un rango completo de fases de media Luna, una observación que no era consistente con el geocentrismo, pero sí con el heliocentrismo. Del mismo modo, mientras observaba a Júpiter, encontró cuatro lunas previamente desconocidas que obviamente orbitaban a Júpiter. Ciertamente, si esos cuerpos podían rodear a Júpiter, era al menos el apoyo de la idea de que los cuerpos podrían orbitar otros cuerpos además de la Tierra.

La Iglesia Católica no estaba contenta con esta idea, y puso a Galileo bajo arresto domiciliario por el resto de su vida por expresar estas ideas.

Este post pertenece a la serie "Descubrimientos y Experimentos", puedes ver todos los posts aquí. 



Recordad que podéis seguirme en redes: 

twitter.com/rolscience 

instagram.com/rolscience 

Donde responderé a todas vuestras preguntas, también podéis realizarme cualquier tipo de sugerencia. Nos vemos en el siguiente post, Saludos.