Más contenido en redes:

¿Qué tan caliente es Mercurio?

Mercurio es el planeta más cercano al Sol. Pero a pesar de que cuenta con las temperaturas más variadas en el sistema solar, no es el planeta más caliente. ¿Cómo es esto posible?


En órbita a una distancia de entre 46 y 70 millones de kilómetros del Sol, Mercurio, también el planeta más pequeño, siente la mayor parte de los rayos solares. Según la NASA, el pequeño mundo sufre el rango de temperatura más extremo que cualquier otro planeta en el sistema solar. El lado diurno del planeta alcanza temperaturas de hasta 427 grados Celsius. En contraste, el lado frío de la noche puede ser tan frío como -180 C. El planeta tiene una temperatura promedio de 167 C.  

Estas variaciones son relativamente longevas. Los científicos alguna vez pensaron que Mercurio mantenía un solo lado frente al Sol, en una condición conocida como bloqueo de marea. Debido a que el planeta se encuentra tan cerca del Sol, solo podía estudiarse cuando mostraba la misma cara rocosa y con cráteres hacia la Tierra, aunque en diferentes puntos de su órbita. Sin embargo, estudios adicionales revelaron que el planeta gira muy lentamente, solo tres veces cada dos años de Mercurio, o una vez cada 60 días terrestres.

La baja masa de Mercurio y la proximidad al Sol evitan que tenga algo más que las atmósferas más finas, y esta es la razón por la que debe pasar de ser el planeta más caliente. Una atmósfera ayuda a encubrir un planeta, evitando que el calor se filtre hacia el espacio. Sin una atmósfera, Mercurio pierde una gran cantidad de calor en el espacio, en lugar de compartir con su lado nocturno.

El planeta más caliente, por cierto, es Venus. Tiene una atmósfera espesa que cubre el planeta, manteniendo su temperatura en un promedio de 462 C.