Más contenido en redes:

Las burbujas Fermi que surgen de la Vía Láctea


Imagínese descubriendo que su sala de estar, que ha visto un millón de veces antes, contiene un elefante que antes había pasado desapercibido. Eso fue más o menos lo que les ocurrió a los científicos en 2010 cuando descubrieron estas estructuras gigantescas, nunca antes vistas, que se extendían durante 25000 años luz por encima y por debajo de la galaxia. Llamadas 'burbujas Fermi' por el telescopio que las encontró, estos objetos emisores de rayos gamma han desafiado las explicaciones de los astrónomos desde entonces. Un equipo astronómico reunió evidencia que sugiere que las burbujas son la consecuencia de un evento energético de hace 6 millones a 9 millones de años, cuando el agujero negro supermasivo en el centro galáctico se tragó una gran cantidad de gas y el polvo, sacando posteriormente las gigantescas nubes brillantes, básicamente lo que se conoce como cuásar, según la NASA.