¿Por qué las auroras en la Tierra son diferentes en el norte y en el sur?


Las auroras colorean el cielo alrededor de los polos cuando el sol está particularmente activo, que arroja partículas altamente cargadas a la atmósfera de la Tierra. Los científicos alguna vez pensaron que las auroras son iguales en ambos polos, pero para su sorpresa, las auroras en el norte (la aurora boreal ) y el sur (la aurora austral) no coinciden con precisión.

Desde que los científicos se dieron cuenta de que estas dos pantallas celestiales no se alinean, han estado tratando de averiguar por qué. Ahora, un equipo de investigadores cree que ha encontrado la razón: La asimetría en la cola magnética de la Tierra.

Por tanto, todo se reduce a la cola magnética de la Tierra, que es creada por las interacciones entre nuestro planeta y el sol. Esas interacciones comienzan con el campo magnético de la Tierra, que brota de las entrañas girando a través del núcleo de la Tierra y creando una carga eléctrica. 

Los campos magnéticos, crean líneas invisibles que se arquean entre los polos norte y sur y pueden controlar el comportamiento del material a su alrededor.


campo magnético de la Tierra
Pero el campo magnético de la Tierra no es el único que existe, el sol también tiene uno, que afecta el flujo constante de partículas de plasma altamente cargadas que fluyen en todas direcciones. El campo magnético incrustado en esa corriente, llamado viento solar, interfiere con lo que produce la Tierra, aplastándolo en el lado iluminado por el día de la Tierra frente al sol y extendiéndolo en el lado nocturno en dirección opuesta al sol en una forma similar a una cola.


campo magnético del Sol vs campo magnético de la Tierra

Las líneas de campo magnético atraviesan el campo retorcido, y no están fijas en su lugar, se rompen y se reforman en eventos dramáticos llamados reconexiones. 

Este fenómeno en la cola es lo que los científicos habían pensado que causaba auroras diferentes en el norte y en el sur. (Es la cola lo que importa para la aurora porque ese es el lado del campo magnético que está en la oscuridad, y las auroras solo son visibles en la noche).

En cambio, el equipo detrás de la investigación actual se dio cuenta de que el campo magnético del viento solar no siempre se alinea con precisión con el de la Tierra.

Por lo tanto, los investigadores reunieron observaciones simultáneas en el infrarrojo lejano de las luces del norte y del sur y rastrearon qué tan cercanas eran las dos auroras. Luego, agregaron datos sobre las reconexiones en la cola magnética de la Tierra. Pero cuando compararon los dos conjuntos de mediciones, vieron exactamente lo contrario de lo que esperaban ver, en lugar de que estas reconexiones dramáticas aumentaran la asimetría de las auroras, hicieron que las auroras volvieran a coincidir.

Comprender las auroras en sí no es vital, ya que las auroras son solo síntomas de cómo el sol afecta a la Tierra a través de una serie de fenómenos llamados clima espacial. Pero el clima espacial puede interferir con los satélites de navegación y comunicación e incluso  dejar fuera de servicio a las redes eléctricas. Y los científicos todavía están tratando de averiguar con precisión cómo funciona el clima espacial y cómo pueden predecirlo mejor. Las auroras son el fenómeno más bonito para comenzar.

La investigación se describe en un artículo publicado el mes pasado en el Journal of Geophysical Research: Space Physics.