Más contenido en redes:

Datos y curiosidades sobre el arsénico

Desde la época del Imperio Romano hasta la época victoriana, el arsénico fue considerado el "rey de los venenos", así como el "veneno de los reyes". La historia está plagada de relatos de la realeza y los plebeyos que llevan a cabo asesinatos para beneficio personal utilizando los compuestos de arsénico inodoros, insípidos, en otras palabras, perfectos para el veneno. 

Pero incluso con su reputación como sustancia letal, el arsénico aún ocupa un lugar muy importante en el mundo natural.


Propiedades del arsénico:

Número atómico (número de protones en el núcleo): 33
Símbolo atómico (en la tabla periódica de los elementos): As
Peso atómico (masa promedio del átomo): 74'92160
Densidad: 5'776 gramos por centímetro cúbico
Fase a temperatura ambiente: sólido
Punto de fusión: 817 grados Celsius
Punto de ebullición: 603 grados Celsius
Número de isótopos (átomos del mismo elemento con un número diferente de neutrones): 33; 23 cuyas vidas medias son conocidas; 1 estable
Isótopos más comunes: As-75 (abundancia 100 por ciento natural)

Sabías que...

Ya en el 82 a. C., el dictador romano Lucius Cornelius Sulla intentó poner fin a una serie de intoxicaciones por arsénico al aprobar el Lex Cornelia, la primera ley conocida contra el envenenamiento, según el Dartmouth College.

En 1836, un químico británico llamado James Marsh finalmente desarrolló una prueba que podía detectar cantidades minúsculas de arsénico tanto en alimentos como en restos humanos. La epidemia de envenenamiento por arsénico finalmente comenzó a disminuir.

Aunque no se ha comprobado, existe un rumor persistente de que Napoleón Bonaparte fue envenenado lentamente con arsénico por alguien en su cortejo, lo que finalmente condujo a su muerte en 1821. Y aunque generalmente se reconoce hoy que murió de un caso avanzado de cáncer gástrico, muchos todavía creen que el arsénico jugó un papel importante.

Quizás el más famoso de los envenenadores de arsénico fueron los Borgia, una familia de Italia que se apoderó del poder y que, en parte debido a sus envenenamientos estratégicos con arsénico se convirtieron en la familia más poderosa durante el período del Renacimiento. 

En la época victoriana, el arsénico blanco o trióxido de arsénico (As2O3) estaba ampliamente disponible y se vendía en supermercados. Las mujeres comían o frotaban arsénico mezclado con vinagre o tiza en su piel como un potenciador de la tez, tratando de hacer que su piel se pusiera más pálida para mostrar que no trabajaban en los campos.

Este post pertenece a la serie "Elementos", puedes ver todos los posts aquí. 


Recordad que podéis, seguirme en redes: 

twitter.com/rolscience 

instagram.com/rolscience 

Donde responderé a todas vuestras preguntas, también podéis realizarme cualquier tipo de sugerencia. Nos vemos en el siguiente post, Saludos.