Más contenido en redes:

Paradoja de la sorpresa

Un profesor anuncia a sus alumnos, que un día cualquiera de la semana siguiente, habrá un examen sorpresa. Además, el profesor asegura a sus alumnos, que ninguno de ellos, podrá deducir la fecha del examen hasta el momento en el cual, se produzca dicho examen.


Entonces un alumno deduce que si no hay examen los cuatro primeros días de la semana, entonces el examen sería el viernes, pero el examen no sería ninguna sorpresa, y el profesor dijo que no sabríamos cuando se realizaría el examen, hasta que llegase ese mismo día, con lo cual, no podría ser ese día. Por tanto, solo podrá suceder en los cuatro primeros días de la semana, pero ¿Qué sucede si en los tres primeros no hay examen?, que se realizaría el jueves, y eso no sería una sorpresa. Con el mismo razonamiento demostró que no podría haber examen ni el miércoles, ni martes ni lunes. Y saltando de alegría el alumno dedujo que no habría ningún examen, y decidió no estudiar. Entonces, el profesor puso el examen el lunes, ¡Y menuda sorpresa se llevó el alumno!

Este post pertenece a la serie "Paradojas", puedes ver todos los posts aquí


Recordad que podéis seguirme en redes:

twitter.com/rolscience 

instagram.com/rolscience 

Donde responderé a todas vuestras preguntas, también podéis realizarme cualquier tipo de sugerencia. Nos vemos en el siguiente post, Saludos.