Más contenido en redes:

Cometa Hale-Bopp

El 22 de marzo de 1997, un cometa súper brillante con el nombre de Hale-Bopp hizo su aproximación más cercana a la Tierra. Fue lo suficientemente brillante como para que la gente viera el cometa sin telescopios o binoculares durante más de 18 meses. 


El cometa Hale-Bopp todavía tiene el récord de ser visible a simple vista durante más tiempo que cualquier otro cometa, y probablemente fue el cometa más visto en la historia. Pasó por la Tierra a una distancia segura de aproximadamente 193 millones de kilómetros antes de continuar su órbita alrededor del Sol. 

A medida que se acercaba al Sol, las dos colas azules y blancas de Hale-Bopp se hicieron más grandes y brillantes. Cuando llegó al Sol el 1 de abril, brillaba más que todas las estrellas en el cielo, excepto Sirius.