Más contenido en redes:

Contar: Una actividad omnipresente

Una infinidad de acciones cotidianas nos muestran como los humanos realizamos de forma espontánea la actividad de medir. Algunas, como las que se relatan a continuación, son situaciones que nos pueden resultar familiares.


  • Entramos en casa de unos amigos, caminamos por el pasillo y cruzamos bajo el dintel de la puerta del comedor, lo hacemos decididos y sin dudar. Sabemos que "pasamos por la puerta" y , en caso de ser muy altos, espontáneamente nos agachamos un poco al pasar.

  • Debemos cruzar una carretera poco transitada y vemos,  a lo lejos, acercarse un vehículo, decidimos cruzar y lo hacemos de forma tranquila, pues hemos evaluado que él va a tardar más en llegar hasta donde nos encontramos que nosotros en alcanzar la otra acera.

  • Escribimos una carta a un conocido y llenamos un folio, al acabar vemos el sobre y sabemos de inmediato que hemos de doblar por la mitad el folio o bien que hemos de doblarlo dos veces para poder introducirlo dentro del sobre.


Estos ejemplos nos muestran que constantemente estamos tomando decisiones que requieren un proceso de comparación, que ya hemos automatizado, entre magnitudes del mismo tipo: La altura de la puerta y la nuestra, los tiempos empleados por objetos móviles para efectuar un recorrido sin colisionar, la superficie del folio desplegado y el tamaño del sobre.

Este post pertenece a la serie "Matemáticas", puedes ver todos los posts aquí


Recordad que podéis seguirme en redes:

twitter.com/rolscience 

instagram.com/rolscience 

Donde responderé a todas vuestras preguntas, también podéis realizarme cualquier tipo de sugerencia. Nos vemos en el siguiente post, Saludos.