Más contenido en redes:

Datos sobre el niobio

El niobio es un metal blanco brillante que generalmente forma una película en su superficie cuando se expone al aire, cambiando a tonos de azul, verde o amarillo. Tiene una amplia gama de usos, desde el uso en joyería hipoalergénica hasta motores a reacción o imanes superconductores. 



Propiedades del niobio:

Número atómico (número de protones en el núcleo): 41
Símbolo atómico (en la tabla periódica de elementos ): Nb
Peso atómico (masa promedio del átomo): 92,906
Densidad: 8,57 gramos por centímetro cúbico
Fase a temperatura ambiente: sólido
Punto de fusión: 2477 grados Celsius
Punto de ebullición: 4744 grados C
Número de isótopos (átomos del mismo elemento con un número diferente de neutrones): 35
Isótopos más comunes: Nb-93 (abundancia 100 por ciento natural)

Sabías que...

Niobio se llama así por la diosa griega de las lágrimas, Niobe, que era la hija del rey Tántalo, debido a las similitudes del elemento con el tántalo (llamado así por el rey).

El niobio y el tantalio casi siempre se encuentran juntos en la naturaleza, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS).

La Unión Internacional de Química Pura y Aplicada adoptó oficialmente el nombre de niobio en 1950, según el Laboratorio Nacional de Los Alamos. Sin embargo, el otro nombre del elemento, columbium, todavía se usa ampliamente hoy en día.

Según el USGS, casi todo el niobio se extrae en Brasil y Canadá. Se cree que la cantidad estimada de niobio en la corteza terrestre durará los próximos cinco siglos.

Según Lenntech, aunque algunos compuestos de polvo de niobio pueden causar irritación en los ojos y la piel, no se conocen casos de efectos graves por trabajar con niobio. Tampoco se conocen efectos ambientales del niobio.

Según USGS, casi el 80 por ciento del niobio se usa en la industria del acero para crear aceros de baja aleación de alta resistencia. El uso de niobio en estas aleaciones aumenta la resistencia mecánica, la dureza y la resistencia a la corrosión de los aceros a alta temperatura y mecánica.

Otros usos del niobio, según Chemicool, incluyen la construcción de tuberías, superaleaciones para equipos resistentes al calor, incluidos motores a reacción, y en joyería.

El niobio, el tungsteno, el molibdeno, el tantalio y el renio se conocen como los cinco metales refractarios. Todos estos metales tienen una resistencia muy alta al calor y al desgaste.

Este post pertenece a la serie "Elementos", puedes ver todos los posts aquí. 


Recordad que podéis, seguirme en redes: 

twitter.com/rolscience 

instagram.com/rolscience 

Donde responderé a todas vuestras preguntas, también podéis realizarme cualquier tipo de sugerencia. Nos vemos en el siguiente post, Saludos.