Más contenido en redes:

La teoría del Camaleón

Esto no es una teoría surrealista, es la implicación de simulaciones recientes que tienen como objetivo explicar el funcionamiento interno de la energía oscura, una fuerza misteriosa que está separando todo en el universo. Los hallazgos, publicados el 8 de julio en la revista Nature, brindan apoyo a un modelo de energía oscura conocido como Teoría del Camaleón.


Las insinuaciones de energía oscura se descubrieron por primera vez a fines de la década de 1990, cuando los cosmólogos midieron la luz de supernovas distantes y se dieron cuenta de que las estrellas eran más tenues de lo esperado, lo que sugiere que el tejido del espacio-tiempo no solo se estaba expandiendo, sino que también aceleraba su expansión. Los físicos propusieron la existencia de una fuerza que trabajaba en oposición a la gravedad, empujando las cosas entre sí, en lugar de juntarlas.

La mayoría de los investigadores se suscriben a la idea de que la energía oscura es lo que se conoce como la constante cosmológica, un tipo de energía contenida en el vacío del espacio. Este modelo simple funciona muy bien en la práctica, y es una adición directa al modelo cosmológico sin tener que modificar la ley de la gravedad.

El problema es que las principales teorías físicas predicen que el valor de la energía del vacío debe ser 120 órdenes de magnitud más alto que lo que los cosmólogos observan a partir de las mediciones reales de energía oscura en el universo. Así que los físicos han buscado explicaciones alternativas, incluida la Teoría del Camaleon.

La teoría propone una nueva fuerza, sobre las cuatro ya conocidas, mediada por una partícula llamada la partícula camaleónica, según un explicador de la revista Sky and Telescope. La fuerza camaleónica actuaría como energía oscura, separando galaxias en el cosmos. Pero tener una quinta fuerza inesperada viene con su propio dilema: ¿por qué nuestros instrumentos nunca han visto una partícula semejante?

La teoría sugiere que las partículas de camaleón, como sus homólogos reptiles, pueden mezclarse con su entorno para evadir la detección. En lugar de cambiar de color, estas partículas cambian de masa. En ambientes de alta densidad, como el que está cerca de la Tierra, tienen una masa alta y, por lo tanto, son difíciles de detectar. Esta es la razón por la que no vemos los efectos de las partículas de camaleón en nuestro sistema solar, sino más bien en escalas cosmológicas extremadamente grandes, donde, en general, la materia es escasa, según la teoría.

Para probar la teoría del Camaleón, los investigadores han ejecutado poderosas simulaciones por computadora, girando materia oscura virtual, una sustancia aún desconocida que supera ampliamente la materia visible en el universo, con las cuatro fuerzas conocidas más partículas de camaleón para crear estructuras celestes como nuestro sistema solar, según un comunicado.

Pero hasta ahora, las limitaciones de la potencia de procesamiento han significado que los modelos no podrían incluir materia ordinaria y visible, como protones y electrones. Utilizaron supercomputadoras para finalmente incluir las partículas ordinarias junto con todo lo demás y producir estructuras a escala de galaxias.

Las simulaciones muestran que se pueden formar galaxias realistas, como nuestra propia Vía Láctea, a pesar del complicado comportamiento de la gravedad en la teoría del Camaleón", dijo Li en el comunicado.

El equipo espera que el modelado adicional revele formas de distinguir la teoría de otras hipótesis sobre la energía oscura, agregó.

Entonces, ¿estas ideas desafían la teoría de la relatividad general de Einstein, como se ha informado ampliamente?

Para probar la relatividad general, es útil contar con teorías que compiten entre sí, agregó, y esta nueva investigación representa un paso para hacer predicciones sobre lo que estas alternativas podrían ver en escalas cosmológicas.