Más contenido en redes:

Se ha abierto un agujero de ozono sobre el Polo Norte

Los científicos han detectado lo que puede ser el agujero más grande en la capa de ozono jamás registrado sobre el Polo Norte.

Los agujeros de ozono se abren sobre el Polo Sur cada año. Los agujeros en el Polo Norte, son mucho más raros.

Una imagen satelital muestra el nuevo agujero de ozono que se extiende sobre el Polo Norte.
(Imagen: © Agencia Espacial Europea)


El agujero de ozono cubre un área aproximadamente tres veces más grande que Groenlandia, dijeron científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) en un comunicado, y podría exponer a las personas que viven en latitudes más lejanas del norte a altos niveles de radiación ultravioleta si crece mucho más. Afortunadamente, es probable que el agujero se cierre solo en las próximas semanas, dijeron los investigadores de la ESA.

Se forman agujeros en la capa de ozono, (que es una capa de gas en la atmósfera de la Tierra que absorbe gran parte de la dañina luz ultravioleta emitida por el Sol), todos los años sobre la Antártida debido a los cambios estacionales en la capa de nubes. Los agujeros de ozono sobre el Ártico, sin embargo, son más raros. La última vez que se abrió un agujero de ozono en el Ártico fue en 2011, y era significativamente más pequeño que el agujero visto ahora, dijeron los investigadores.

"Desde mi punto de vista, esta es la primera vez que puedes hablar sobre un verdadero agujero de ozono en el Ártico", dijo a Nature Martin Dameris, científico atmosférico del Centro Aeroespacial Alemán .

El agujero de ozono antártico se abre todos los años debido a la combinación de temperaturas frías y la contaminación provocada por el hombre. Cuando las temperaturas caen en picado al comienzo del invierno de la Antártida, se forman nubes de gran altitud sobre el Polo Sur. Los contaminantes químicos industriales, incluidos el cloro y el bromo, desencadenan reacciones en estas nubes que carcomen el gas de ozono circundante.

El Ártico, que tiene temperaturas más variables, generalmente no ve las mismas condiciones de agotamiento del ozono, dijeron los investigadores. Pero este año, vientos poderosos atraparon aire frío en un " vórtice polar " sobre el Ártico. Eso condujo a temperaturas más frías y más nubes de gran altitud de lo normal. Por lo tanto, comenzó el agotamiento del ozono del Polo Norte.

Afortunadamente, con el Sol subiendo lentamente sobre el Ártico, las temperaturas atmosféricas ya están comenzando a aumentar, lo que significa que las condiciones que causan el agujero de ozono deberían cambiar pronto, dijeron los investigadores. Sin embargo, si el agujero continúa expandiéndose hacia el sur, los residentes del Ártico, como los que viven en el sur de Groenlandia, pueden necesitar aplicar protector solar para evitar el daño de los rayos UV.

El agujero de ozono antártico seguirá siendo una característica estacional, como lo ha sido durante aproximadamente cuatro décadas, aunque ese agujero ha comenzado a reducirse en tamaño. Una evaluación de 2018 realizada por la Organización Meteorológica Mundial descubrió que el agujero de ozono del sur se ha reducido en aproximadamente un 1% a 3% por década desde el año 2000, con el agujero de 2019 que es más pequeño que nunca desde 1982. 

La reducción del agujero se debe en gran medida a la prohibición mundial de productos químicos que agotan el ozono iniciada en 1987, aunque algunas naciones clave todavía no parecen estar participando. Según una investigación de 2018, las fábricas en China todavía parecían bombear grandes cantidades de productos químicos que agotan el ozono a la atmósfera.