Más contenido en redes:

¿Hacia dónde apuntaría una brújula en el espacio?

Las brújulas funcionan mediante campos magnéticos. Aquí en la Tierra, una brújula apuntaría hacia el norte magnético. Pero una definición más generalizada es que, una brújula se alineará con el campo magnético más fuerte de la región. Es por eso que si sostenemos un imán cerca de una brújula, cambiará la dirección de la aguja hacia el polo norte del imán.


Por tanto, si nos desplazamos hacia el espacio, a medida que abandonamos la Tierra, el campo magnético se debilitará. Aunque el campo es más débil, la brújula aún puede alinearse con él, lo que significa que una brújula en la Estación Espacial Internacional aún sería una guía confiable para el Polo Norte terrestre.

En este vídeo podremos ver perfectamente la interacción del campo magnético.

Si vamos más lejos, las cosas se pondrían un poco más interesantes. Si nos alejamos lo suficiente de la Tierra, llegará a un punto en el que el campo magnético del Sol será más fuerte que el de la Tierra. En este punto, la brújula cambiaría de lealtad y comenzaría a apuntar hacia el polo norte magnético del Sol.

Por supuesto, si tuviéramos que enviar una brújula directamente al espacio intergaláctico. Entonces la brújula probablemente no funcionaría en absoluto. Una brújula más fuerte detectará campos magnéticos más débiles, pero se alejará lo suficiente de una fuente magnética y la brújula no apuntará a ninguna parte.

Recuerda que puedes enviarme las preguntas por correo o por redes sociales.