Más contenido en redes:

Según la ciencia, ¿Es factible una máquina del tiempo?

 Aunque los humanos no podemos entrar en una máquina del tiempo y retroceder en el tiempo, sabemos que los relojes de los aviones y los satélites viajan a una velocidad diferente a la de la Tierra.



Entonces, podemos decir que, ¡Todos viajamos en el tiempo! Viajamos un año en el tiempo entre cumpleaños, por ejemplo. Y todos viajamos en el tiempo aproximadamente a la misma velocidad: 1 segundo por segundo.

Los telescopios espaciales de la NASA también nos brindan una forma de mirar hacia atrás en el tiempo. Los telescopios nos ayudan a ver estrellas y galaxias que están muy lejos. La luz de galaxias lejanas tarda mucho en llegar hasta nosotros. Entonces, cuando miramos al cielo con un telescopio, estamos viendo cómo eran esas estrellas y galaxias hace mucho tiempo.

Sin embargo, cuando pensamos en la frase "viaje en el tiempo", por lo general pensamos en viajar a más de 1 segundo por segundo. Ese tipo de viaje en el tiempo suena como algo que solo verías en películas o libros de ciencia ficción. ¿Podría ser real? ¡La ciencia dice que sí!

¿Cómo sabemos que es posible viajar en el tiempo?

Hace más de 100 años, a un famoso científico llamado Albert Einstein se le ocurrió una idea sobre cómo funciona el tiempo. Lo llamó relatividad. Esta teoría dice que el tiempo y el espacio están vinculados. Einstein también dijo que nuestro universo tiene un límite de velocidad: nada puede viajar más rápido que la velocidad de la luz (300000 kilómetros por segundo).

¿Qué significa esto para los viajes en el tiempo? Bueno, de acuerdo con esta teoría, cuanto más rápido viajas, más lento experimentas el tiempo. Los científicos han realizado algunos experimentos para demostrar que esto es cierto.

Por ejemplo, hubo un experimento que utilizó dos relojes ajustados exactamente a la misma hora. Un reloj se quedó en la Tierra, mientras que el otro voló en un avión (yendo en la misma dirección que gira la Tierra).

Después de que el avión voló alrededor del mundo, los científicos compararon los dos relojes. El reloj del avión en rápido movimiento estaba ligeramente por detrás del reloj en tierra. Entonces, el reloj del avión viajaba un poco más lento en el tiempo que 1 segundo por segundo.

¿Podemos usar el viaje en el tiempo en la vida cotidiana?

No podemos usar una máquina del tiempo para viajar cientos de años hacia el pasado o el futuro. Ese tipo de viaje en el tiempo solo ocurre en libros y películas. Pero las matemáticas del viaje en el tiempo sí afectan las cosas que usamos todos los días.

Por ejemplo, usamos satélites GPS para ayudarnos a descubrir cómo llegar a nuevos lugares. Los científicos de la NASA también usan una versión de GPS de alta precisión para realizar un seguimiento de dónde se encuentran los satélites en el espacio. ¿Pero sabías que el GPS se basa en cálculos de viajes en el tiempo para ayudarte a moverte por la ciudad?

Los satélites GPS orbitan alrededor de la Tierra muy rápidamente a unos 14000 kilómetros por hora. Esto ralentiza los relojes de los satélites GPS en una pequeña fracción de segundo (similar al ejemplo del avión anterior).

Sin embargo, los satélites también están orbitando la Tierra a unos 20200 km sobre la superficie. En realidad, esto acelera los relojes de los satélites GPS en una fracción de segundo más grande.

He aquí cómo: la teoría de Einstein también dice que la gravedad curva el espacio y el tiempo, lo que hace que el paso del tiempo se ralentice. En lo alto donde orbitan los satélites, la gravedad de la Tierra es mucho más débil. Esto hace que los relojes de los satélites GPS funcionen más rápido que los relojes en tierra.

El resultado combinado es que los relojes de los satélites GPS experimentan el tiempo a una velocidad ligeramente superior a 1 segundo por segundo. Afortunadamente, los científicos pueden usar las matemáticas para corregir estas diferencias en el tiempo.

Si los científicos no corrigieran los relojes GPS, habría grandes problemas. Los satélites GPS no podrían calcular correctamente su posición ni la tuya. Los errores suman unos pocos kilómetros cada día, lo cual es un gran problema. Los mapas GPS pueden pensar que su casa no está ni cerca de donde realmente está.

En resumen:

Sí, viajar en el tiempo es algo real. Pero no es exactamente lo que probablemente hayas visto en las películas. Bajo ciertas condiciones, es posible experimentar el paso del tiempo a una velocidad diferente a 1 segundo por segundo. Y hay razones importantes por las que debemos comprender esta forma de viaje en el tiempo del mundo real.

Fuente: NASA.gov

Recuerda que puedes enviarme las preguntas por correo o por redes sociales.