Viajar más rápido que la luz


Según la Teoría de la relatividad general de Einstein un objeto jamás podrá alejarse respecto a otro en el mismo espacio a una velocidad mayor que la de la luz. Es decir, nada puede viajar más rápido que la luz por el espacio, pero el espacio puede expandirse a una velocidad mayor que la de la luz.

Extrapolando esto, ¿Podríamos manipular el espacio para así poder ser más rápidos que la luz? Hay dos posibilidades científicas: Rasgar y estirar el espacio.

Rasgar el espacio: Para rasgar el espacio utilizaríamos los agujeros de gusano, un agujero de gusano conecta dos puntos de la galaxia. Entrar en un agujero de gusano supondría desplazarse más rápido que la propia luz, lo que nos permitiría viajar de un punto a otro del universo en un tiempo récord.

Aunque es una hipótesis que podría ser cierta, no hemos podido descubrir aún ningún agujero de gusano.
Si quieres saber más sobre los agujeros de gusano puedes leer nuestro artículo aquí.

Estirar el espacio: Si lográsemos estirar el espacio que tenemos detrás y entrásemos en contacto con el espacio que tenemos delante, superaríamos la velocidad de la luz, y nos permitiría viajar a otras estrellas en un instante.

Ninguno de estos dos métodos tienen una teoría contundente que demuestre que se puedan realizar. Pero tal vez, en un futuro, con un conocimiento mayor de la energía negativa, del espacio-tiempo y de la gravitación, podamos alcanzar una velocidad mayor que la de la luz.