Somos polvo de estrellas


Miremos a nuestro alrededor. Toda la materia que nos rodea, incluidos nosotros mismos, es polvo de estrellas, esta frase 'somos polo de estrellas' es asociada al gran divulgador Carl Sagan.

En toda estrella, se produce una reacción de fusión, dos partículas de hidrógeno, se fusionan para formar una de helio, y cuando la estrella alcanza la temperatura necesaria, se produce la fusión de helio a carbono, y del helio y carbono, se obtiene el oxígeno, y si la estrella alcanza aún mayor temperatura, se forman elementos más pesados como, azufre, magnesio, silicio, hierro, entre otros.

Al morir una estrella, expulsa todo estos materiales por el espacio, que son los necesarios para formar la vida orgánica. En otras palabras, todas las partículas necesarias para nuestra existencia se hallan en el interior de las estrellas.

Obviamente la existencia de vida viene determinada por otros factores muchos más determinantes, pero los ingredientes principales los tenemos dentro de las estrellas.