Espacio-Tiempo ¿Parar el tiempo?


Todos entendemos lo que es el tiempo y lo que es el espacio, podemos saber fácilmente el tiempo y la distancia que nos queda para llegar a nuestro destino, pero las cosas cambian cuando entra en juego la velocidad de la luz.

Einstein en la teoría de la relatividad, unificó el espacio y el tiempo (espacio-tiempo), donde ambos están relacionados. Imagina que te desplazas en coche y pasas cerca del Big Ben, y te preguntas. ¿Qué pasaría si mi coche se estuviese desplazando a la velocidad de la luz? Observarías que las manecillas del reloj apenas se mueven, y no se ha estropeado el reloj, es que el tiempo pasa más lento, tan lento que ni apreciamos movimiento.

Cuanto más rápido nos movemos en el espacio, más lento nos movemos en el tiempo. Como es el caso de los astronautas que viajan a la Estación Espacial Internacional, se desplazan a velocidades relativamente pequeñas en comparación con la luz, pero a pesar de ello, por cada 6 meses en la la Estación Espacial son unos 4 o 5 milisegundos más jóvenes.

Imagina que partes desde la Tierra hacia el centro de un agujero negro, desde la nave, envías a la Tierra una señal cada 5 segundos, al principio, la Tierra recibe nuestra señal cada 5 segundos, pero según nos acercamos al agujero negro, la señal llega a la Tierra con un intervalo de tiempo cada vez mayor. 

Al principio del viaje, las señales llegan con un intervalo de 5 segundos, pasado x tiempo, llegan cada 5 minutos, pasado aún más tiempo, la señales llegan cada 5 años, luego cada 100 años, así, cada vez más, hasta que llegado el momento, la Tierra deja de recibir señales de la nave.

¿Qué ha pasado? La nave no se ha estropeado, y el emisor de señal tampoco, sigue enviando la señal cada 5 segundos, pero como cada vez, está más cerca del agujero negro, la perturbación del espacio-tiempo es cada vez mayor, hasta que las señales de la nave, no pueden escapar de dicho agujero negro.