Mejor película de experiencia espacial más realista

Marte (2015)
Cuando el astronauta Mark Watney se queda accidentalmente en Marte, tiene que encontrar una manera de sobrevivir hasta que una misión de rescate pueda rescatarlo. No hay extraterrestres ni asteroides gigantes en este cuento: los espectadores literalmente ven a Watney tratar de cultivar alimentos, producir agua y estabilizar su hábitat artificial. Tan seca como puede parecer esa descripción para algunos, la película es dramática y llena de acción, porque sobrevivir en Marte, incluso en las mejores circunstancias, es muy, muy difícil. Andy Weir, autor del libro en el que se basa la película, merece mucho crédito por hacer que esta representación realista de la exploración espacial sea increíblemente entretenida. Weir también es responsable de infundir la historia de la ciencia real, como las formas en que las bajas temperaturas y la atmósfera delgada afectan la vida cotidiana de Watney. La película ofrece una representación bastante realista de la cantidad de tiempo y el increíble esfuerzo que se necesita para construir y lanzar una sonda a otro planeta. Para colmo, nos encanta que esta película no haga del espacio el enemigo: incluso cuando Marte sigue matando a Watney, los personajes nunca pierden su pasión por la exploración, y esa es una realidad que falta en muchas películas espaciales.

Mención especial a otras películas que también representan muy bien la experiencia espacial: "Apollo 13" (1995), "Gravity" (2013), "Elegidos para la gloria" (1983)