El satélite de la ESA propulsado por butano


El próximo satélite en miniatura de la ESA será el primero capaz de cambiar de órbita. Gracias a un propulsor compacto parecido a un encendedor de butano, el satélite del tamaño de una caja de cereal volará alrededor de su hermano gemelo para probar sus comunicaciones de radio.

Listo para ser lanzado con su homólogo de China el 2 de febrero, GomX-4B está construido a partir de seis unidades estándar CubeSat de 10 cm.

Mucho más rápido de construir y más barato de lanzar que los satélites tradicionales, ESA está utilizando CubeSats para probar nuevas tecnologías en el espacio.

El objetivo principal es probar el enlace de radio a diferentes distancias.

"El combustible se almacena bajo presión, luego se libera a través de una pequeña boquilla de cohete. Aunque es un gas frío, logramos un cambio sustancial de velocidad al usar butano líquido que se convierte en gas cuando sale".

"Almacenarlo como un líquido, como en un encendedor de cigarrillos, nos permite empacar la mayor cantidad posible de moléculas de butano dentro del pequeño volumen disponible, su forma líquida es unas 1000 veces más densa que su gas".

"En comparación con un típico satélite de media tonelada con propulsores de hidrazina 1 N, somos casi cien veces más ligeros y mil veces más débiles", agrega Tor-Arne.