Todos los objetos caen a la misma velocidad

En 1589 Galileo demostró que todos los objetos caen a la misma velocidad, es uno de los experimentos más famosos de Galileo, donde postuló que dos objetos de distinta masa, lanzados en caída libre desde una misma altura, tocarán el suelo al mismo tiempo, siempre y cuando, ambos objetos ofrezcan la misma resistencia al aire.

Una pluma no cae más lento que una piedra por que pese menos, simplemente cae más lento, por que ofrece menos resistencia al aire. Algo que ya demostraron los astronautas en su visita a la Luna, dejaron caer desde la misma altura un martillo y una pluma, y como en la Luna no hay aire, ambos objetos tocaron suelo a la misma velocidad.