Paradoja de Aquiles y la tortuga.


La paradoja de Aquiles y la tortuga fue planteada por Zenón de Elea, y su planteamiento es el siguiente:

Aquiles decide competir contra una tortuga en una carrera, pero decide dar ventaja a la tortuga. La tortuga inicia antes la carrera y Aquiles intentará alcanzar la posición de la tortuga en el momento de su salida.

De esta forma, al salir, recorre rápidamente la posición de la tortuga, pero al llegar allí, la tortuga ya ha avanzado un poco, Aquiles sigue corriendo, pero al llegar de nuevo al punto de la tortuga, esta ha avanzado ligeramente. De modo, Aquiles nunca ganará la carrera, ya que la tortuga siempre estará un paso por delante de él, por pequeño que sea.

Esta paradoja es evidente, Aquiles tiene como meta la posición de la tortuga en el momento de su salida, cuando es evidente, que en una carrera real, el objetivo es la distancia hacia la meta, no hacia el contrincante que tenemos delante.