Termodinámica | El código del universo.


Bien es sabido que estás tres leyes, nombradas a continuación, se derivan de la termodinámica, pero perfectamente se pueden aplicar a todo el universo.

Primera ley de la termodinámica:
"La energía siempre se conserva." "La energía ni se crea ni se destruye, tan solo se transforma." 

Cuando una estrella muere, toda su energía no desaparece, se expande por todo el universo, transformándose en una supernova, una gigante roja, una enana blanca, una estrella de neutrones o incluso un agujero negro.

Segunda ley de la termodinámica:
"Cuando dos cuerpos a distintas temperaturas se ponen en contacto, el calor siempre fluye del más caliente al más frío." "La entropía de un sistema solo puede permanecer constante o aumentar." "En cualquier transformación de energía una parte se disipa y no se puede aprovechar para producir trabajo." "Cualquier sistema tiende a evolucionar hasta el macroestado con más microestados."

Las estrellas son una gran fuente de energía, pero todo ese calor que emiten no es gratuito, dado que las estrellas consumen hidrógeno para emitir calor, con lo cual, una estrella muere cuando se queda sin hidrógeno.

Tercera ley de la termodinámica:
"Ningún sistema puede alcanzar una temperatura de cero grados absolutos."

Las estrellas cuando mueren no significa que se apaguen, es que han consumido todo su hidrógeno, pero nunca llegan a 0 K porque entonces, el proceso se detendría, y no se llevaría a cabo ningún fenómeno.

En conclusión, el código de la termodinámica se reduce a tres leyes:

1. No puedes ganar.
2. No puedes empatar.
3. No puedes abandonar.

Además de una ley cero: "Si un sistema A se encuentra en equilibrio térmico con otro sistema B, y a su vez, B se halla en equilibrio con un tercero, C, entonces A está en equilibrio térmico con C."