Plátanos radiactivos.


Los expertos en radiactividad utilizan la frase "dosis equivalente a un plátano" para referirse a las pequeñas fugas que pueden tener las centrales nucleares.



El plátano es rico en vitaminas B6 y C, ácido fólico y minerales como el magnesio y el potasio. Nos centraremos en este último:

Cada 100 gramos de plátano contiene 0.4 gramos de potasio, de esos 0.4 gramos de potasio(400 mg), 0.0528 mg son del potasio-40, que es radiactivo.


En otras palabras por cada 100 gramos de plátano, 0.0528 miligramos son radiactivos, es decir, insignificante para el cuerpo humano, y no resulta perjudicial para la salud. Y las dosis no son acumulables, el hecho de que te comas un plátano diario no va a incrementar tus contenidos en potasio-40. Puesto que tu cuerpo lo elimina antes de que puedas comerte otro plátano.



Pero la radiación emitida por esta fruta puede provocar que camiones cuando trasportan plátanos, los lectores de puertos, aduanas y aeropuertos, den un "falso positivo".



Por último mencionar, que otros alimentos como las judías, pipas de girasol, las patatas y las nueces también contienen pequeñas dosis de radiación.