El graznido 'cuac' del pato sí produce eco.


Siempre se ha dicho que el pato era un animal cuyo graznido no producía eco.

Pero hace un par de años el profesor Trevor Cox, del Centro de Investigación Acústica de la Universidad de Salford (Reino Unido) realizó un experimento y descubrió, que el 'cuac' de los patos si produce eco, pero que es imperceptible para el oído humano, por eso no podemos escucharlo y se llegaba a pensar que no producía eco.