Estación Espacial Internacional (ISS)


La Estación Espacial Internacional alberga una tripulación internacional rotativa desde noviembre de 2000. Se mantiene en órbita a unos 390 kilómetros de la superficie terrestre.

Tan sólo por el tiempo pasado en órbita, los astronautas revelan información sobre el modo de vida y de trabajo de los humanos en el espacio.

La misión de la tripulación abarca desde experimentos científicos hasta el mantenimiento y construcción de la Estación Espacial Internacional.
Los astronautas que llegan a las instalaciones para abordar una de estas misiones normalmente viven y trabajan en órbita durante seis meses pudiendo llegar a los 12 meses.

La estación ha estado en construcción desde noviembre de 1998. En ese año, la primera pieza de su estructura, el Módulo de Control Zarya, se lanzó en órbita con un cohete Protón ruso. En 2008, el laboratorio espacial de dos mil millones de dólares Columbus se agregó a la estación, aumentando su estructura a ocho habitáculos.

El diseño de la instalación flotante muestra una serie de módulos cilíndricos anexados a un tirante de una docena de segmentos. El Módulo Zarya se utiliza principalmente para almacenamiento y tanques de combustible externos, mientras que el Módulo de Servicio Zvezda alberga las habitaciones de la tripulación y los numerosos sistemas de soporte vital de la estación. La estación espacial está alimentada por paneles solares y se enfría mediante bucles que radian el calor hacia el exterior de los módulos. El laboratorio Destiny de la estación funciona como una instalación flotante única para pruebas de materiales, tecnologías y mucho más. El laboratorio Columbus se diseño para albergar experimentos sobre ciencias naturales, física de fluidos y otros campos.

Los puertos de acoplamiento permiten la visita a la estación de una variedad cada vez mayor de naves especiales, y la esclusa Quest permite el acceso para los frecuentes paseos espaciales, esenciales para la continua construcción de la instalación.

Canadarm2 es otra característica importante de la estación espacial. Este aparato construido en Canadá es un gran brazo espacial manejado por control remoto que funciona como grúa y puede utilizarse para una gran variedad de tareas.

La Estación Espacial Internacional podría completarse a finales de esta década. Cuando finalice su construcción, seis miembros de la tripulación podrán vivir y trabajar en un espacio algo mayor que una casa de cinco dormitorios.